TE BLANCO

Durante siglos el consumo de te blanco estuvo restringido al emperador y sus allegados pues se pensaba que contenía el secreto para la vida eterna. Eran seleccionados los mejores y más jóvenes brotes de la primavera, cortados y manipulados a mano con guantes blancos y tijeras de oro, para no profanar el poder sagrado que se le atribuía. Más de 90.000 brotes eran (y son actualmente) necesarios para obtener 250 g de te blanco. De ahí que su consumo por parte del resto de la población era castigado con la pena capital.

 

Es el antioxidante mas potente de la naturaleza 100% mas eficaz en la lucha contra el envejecimiento y diversas enfermedades que el Te verde pues contiene cuatro veces más polifenoles y catequinas (potentes antioxidantes) y muy conocidos por aumentar las defensas del organismo y neutralizar la actividad de los radicales libres culpables de la oxidación celular, envejecimiento y responsables en muchísimos otros casos de la aparición de cáncer.

El té blanco cuenta con un gran poder de acción sobre la zona digestiva, ayudando en los procesos y mejorando el tránsito intestinal, lo cual lo convierte en un buen eliminador de grasas y toxinas. También es suavemente diurético y, por ende, colabora con la expulsión de líquidos.
Ayuda a tener un aparato óseo en buenas condiciones: Esto es debido a que aumenta la densidad de los huesos, ayuda a las articulaciones, haciéndolos más resistentes al estar vulnerables a la artritis y osteoporosis. Además, como contiene pequeñas cantidades de flúor protege también los dientes evitando la acumulación de placa.
 El té blanco hace que el nivel de azúcar en la sangre este en niveles normales, además que previene otros síntomas relacionados con la diabetes.
Por todas las características de eliminación de colesterol y acelerador de metabolismo, esta bebida ocasionara una reducción de tallas ya que el cuerpo quemara y consumirá mas calorías

Leer más »

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *